viernes, 7 de julio de 2017

Vestidos de grandes diseñadores: Ion Fiz


¡Hola, queridos visitantes!

Hace unos días decidí darme de baja de la colección Grandes Diseñadores de Planeta DeAgostini porque muchos de ellos no terminaban de convencerme y era un gasto mensual excesivo y, como ya os comenté, llevo un tiempo reduciendo mi colección de muñecas (ya no tengo Pullips, ni Dals, ni BJDs) y solo me he quedado con una de las seis Nancys que tenía y solo para ponerle de vez en cuando los vestidos de la Nancy que tuve de niña y que logré conseguir hace unos años por Internet. Hoy os traigo este modelito de Ion Fiz que es precioso y le queda genial a Nancy. Lo primero que os muestro es su certificado de autencidad y luego pasamos a la materia que nos interesa.


DISEÑADOR: ION FIZ

A Ion Fiz se le conoce con el apodo de l'enfant terrible de la moda española, su estilo es vanguardista, elegante y sofisticado, como corresponde al digno heredero de Pertegaz.

Nacido en el seno de una familia de profesionales de la confección, Ion Fiz se interesó por la moda desde temprana edad y aprendió en los talleres de su familia las técnicas básicas de corte y confección. Con veinticuatro años fundó su propia firma de moda y ha recibido, desde entonces, prestigiosos premios como el L'Oreal París Cibeles y, más recientemente, el Dedal de Oro al Mejor Diseñador. En 2012 celebró su décimo aniversario en el mundo de la moda con una colección de alta costura presentada en el Museo Guggenheim de Bilbao.

La semana de la moda Madrid Fashion Week y el Prêt-à-porter de París son algunas de las importantes citas a lasque acude el diseñador cada año, y su debut en la edición de 2015 de la Paris Fashion Week supuso la única representación española en la pasarela de la capital internacional de la moda.

Fiz supervisa todo el proceso de creación de sus diseños. Esa dedicación y su innegable inspiración artística lo han consolidado como diseñador de alta costura y le han permitido desarrollar una sólida carrera empresarial.

EL VESTIDO

La ligereza del tul en el cuerpo y de las plumas en la falda dan a este vestido un aire grácil y etéreo

Este espectacular y lujoso vestido forma parte de la colección de otoño/invierno 2016-2017 de Ion Fiz, presentada en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid en febrero de 2016. Es un homenaje a la ciudad de París y toma el nombre de Severine, el mismo que el del personaje que interpretó Catherine Deneuve en la película de Luis Buñuel Belle de Jour (1967), donde la actriz francesa lucía un maravilloso vestuario de Yves Saint Laurent.

Todas las prendas de la colección tienen un elegante look burgués inspirado en los años 60, con ese chic couture que Ion Fiz expresa tan bien. Y este vestido de noche destaca entre ellas tanto por la combinación de colores y texturas como por el gran escote, casi hasta la cintura, que sugiere una desnudez nunca desvelada gracias al efecto del tul sobre el tejido color maquillaje.

Este precioso vestido largo de noche posee una silueta tipo corola que se ciñe en el tronco y se abre como una flor en la falda, una línea que resulta muy favorecedora, por lo que muchas mujeres suelen elegirla para asistir a eventos especiales en los que desean lucir muy elegantes. Está inspirado en la línea evasé de la década de 1960, con sus faldas trapecio de diferentes largos y sus pantalones de campana.

El cuerpo ceñido está compuesto por la superposición de dos tejidos: una "seda" nude, sin mangas, en el fondo, y un tul negro con mangas sobre ella, que se frunce y pliega cerca del escote para aportar, a través de su estructura diagonal, dinamismo en la parte superior del modelo. El tul, además, contribuye a reafirmar la forma del escote, que crea una profunda V en el delantero y un trapecio en la espalda.

La falda acampanada está totalmente cubierta por una tupida capa de volátiles "plumas" negras, a imitación de las plumas reales que viste la modelo original de la pasarela y que recuerdan el glamour del Hollywood de a década de 1930, con los atractivos vestidos de baile de Ginger Rogers, la seducción de Jean Harlow o la sofisticación de Marlene Dietrich. Las "plumas" van bordadas sobre una base negra, cortada en forma acampanada, que es lo que da estructura a la falda. El vestido de Ion Fiz confiere una elegancia especial a este estilo glamouroso y cinematográfico, que ya había utilizado la alta costura de la década de 1950 en algunos de sus diseños, y que queda especialmente realzado en este modelo.

La cintura del vestido queda dibujada en el delantero gracias a tres flores cmpuestas por una roseta de pétalos negros que encierran en su centro a otras más pequeñas de color blanco. Este detalle establece la conexión entre el cuerpo y la falda y aporta un toque de ingenuidad y dulzura inspirado en el flower power por de los años 60 y 70.


Los mitones blancos que lleva Nancy, decorados en el puño con un botón tallado a imitación del que lleva la modelo real, se abren en forma de embudo al llegar al codo y acentúan el contraste entre el blanco y el negro.


Para rematar este vestido, nada mejor que los zapatos en negro cubiertos por encaje blanco.

El juego del blanco y negro para los colores del vestido es todo un clásico en las líneas refinadas y lujosas dentro de la alta costura francesa. Desde los modelos de Chanel en la década de 1920 hasta los vestidos de Balenciaga, Dior, Givenchy o Saint Laurent, se ha considerado una apuesta de color sofisticada y elegante, sobre todo en los vestidos de tarde y noche. Aunque en las décadas anteriores a la de 1980 el blanco y el negro nunca debía usarse antes de las cinco de la tarde, en la actualidad, desterrados ya muchos protocolos, estos colores han pasado a ser también apropiados para los trajes sastre de mujeres profesionales que deben dar una imagen distinguida y sobria, a la vez que eficiente en su trabajo.



Para lucir el escote en la espalda, Beth se ha recogido el pelo a un lado, dejando su espalda al descubierto con ese rectángulo tan elegante y sensual. ¿Os gusta cómo le queda?

Besos de plástico para todos

No hay comentarios :

Publicar un comentario