miércoles, 20 de julio de 2016

Vestidos de grandes diseñadores: Hannibal Laguna


¡Hola, queridos visitantes!

Os tenía muy abandonados y esto no puede seguir así. Aprovechando las novedades muñequiles que se me presentan esta semana, he decidido retomar el Blog y teneros un poco más al corriente de lo que va pasando en esta Casa de Muñecas. La semana pasada decidí suscribirme a la colección Vestidos de grandes diseñadores (Planeta DeAgostini) para la muñeca Nancy. Hoy he recibido la primera entrega. El vestido venía en una caja de cartón, con un busto de plástico donde estaba colocado el vestido y, al lado, una cajita con los zapatos. Al otro lado estaba el certificado de autenticidad. Detrás de la caja estaba el fascículo con toda la información del vestido y su diseñador.


DISEÑADOR: HANNIBAL LAGUNA

Hannibal Laguna es un diseñador venezolano, de padres españoles, cuyo estudio se encuentra en Madrid. Estudió sastrería en Milán y realizó su primera colección en 1987, consiguiendo con ella el premio Air France. Esta colección fue seleccionada para representar a España en el Salón Internacional Europe in USA. Tras el éxito obtenido en Miami con esta colección en 1988, Hannibal abrió su atelier de costura comenzando con sus colecciones de prêt-à-porter al tiempo que realizaba diseños exclusivos para una clientela de lo más selecta. Fusionando estos ámbitos se convirtió en pionero en lo que hoy conocemos como prêt-à-couture. Sus diseños son femeninos, exquisitos y lujosos, realizados con tejidos de gran calidad y con una confección impecable. Desde los 90' también se dedica al diseño de vestidos de novia y colabora con el mundo de las artes escénicas con diseños para cine, teatro, ópera y ballet.

EL VESTIDO

El diseño del vestido que viene con esta entrega es una réplica adaptada a la muñeca Nancy del original que fue presentado en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid en septiembre de 2012, siendo un adelanto de su propuesta para la primavera-verano de 2013 perteneciente a su colección Satin Doll. Se trata de un trabajo refinado, elegante y muy femenino, inspirado en la infancia y los juegos, que plasma los comienzos de Hannibal Laguna, cuando creaba vestidos para las muñecas de su hermana. La figura queda modificada mediante el tafetán, matizado con notas de encaje. El color afrutado de la falda se tranquiliza con elementos en negro. Sobresale el maravilloso trabajo de construcción con cortes al bies, drapeados, plisados, formas globulares y corolas, destacando el bonito acabado del cuerpo de encajo a lo largo de todo el borde. En este vestido se aprecia la cola flotante, característica de la colección Satin Doll del diseñador.

El cuerpo de este modelo es muy entallado y tiene un escote palabra de honor. Está confeccionado en un maravilloso encaje floral de bolillos en color negro, que destaca sobre un fondo de seda clara. Muchos de estos cuerpos suelen ir modelados sobre un bustier emballenado para que no se muevan y ajusten bien, al tiempo que realzan el pecho y reducen la cintura. El encaje de bolillos es una labor muy típica de varias zonas de Europa, y con este método se confeccionan blondas y encajes en lugares con tanta tradición como Camariñas, Arenys o Almagro en España, Cluny en Francia, y también en Gran Bretaña.

La falda es de tafetán de seda color ciruela, con un brillo muy atractivo y con el cuerpo necesario para tomar una amplia forma globular, abriéndose desde la cintura con pliegues marcados, para luego recogerse en el bajo. La bonita asimetría generada al ser más larga en la espalda que en el delantero crea un efecto muy sofisticado. Este tipo de faldas globo fueron creadas por el genial modisto español Cristóbal Balenciaga a mediados de la década de 1950. El globo se puede recoger de varias maneras, fruncido a un puño, con una cinta o cordoncito o, como ha elegido Hannibal Laguna, sujeto a un forro más corto y estrecho. Esta última opción crea la ilusión de que la falda se vuelve hacia dentro. El tafetán de seda es un tejido con un brillo sutil, muy fino, pero con cuerpo, muy adecuado para vuelos, líneas globulares, formas muy estructuradas, cuellos alzados,mangas balón... en resumen, volúmenes amplios y rígidos. Además permite que la línea de los pliegues se dibuje con claridad.

Una cinta de grosgrain negro de seda se anuda a un lado para marcar la cintura, tapar la costura y adornar también el conjunto al caer sobre la falda, creando así una sutil transición entre el color negro del cuerpo y el color ciruela de la parte inferior, entre la textura del encaje y el efecto liso del tafetán.

En cuanto a los zapatos, los que lleva puestos Beth (mi Nancy) adaptan, en plano, los que llevaron las modelos en la pasarela real: una sandalia peep toe en negro, adornada con un lazo, también negro, sujeto por una piedra.

Beth estaba ansiosa por probarse este vestido y por eso, hace unos días, decidí hacerle un tratamiento del pelo a base de suavizante y acondicionador. Hoy, al colocarle el vestido, he optado por hacerle un recogido para que tuviera la espalda despejada y se pudiera apreciar el trabajo de bolillos del cuerpo del vestido, estilizando además su cuello. Para adornar un poco el recogido, opté por una flores de tela y una cinta negra. Os dejo unas fotos de Beth con el vestido por delante y por detrás. Le queda de lujo, parece una actriz de cine o una dama de los años 60 tipo Grace Kelly, Deborah Kerr, Audrey Hepburn, Kim Novak o Tippi Hedren.


Hasta aquí la entrada de hoy. No os podéis quejar, ¿eh? Como adelanto, os diré que en el próximo número de la colección, llegará un vestido de Roberto Verino de lo más elegante y sofisticado. Como los almacenes de Planeta DeAgostini cierran en agosto, me temo que hasta septiembre no podré mostraros nada más pero... ¡¡¡mañana —si todo va bien— os presentaré a un nuevo miembro de la familia!!!

Besos de plástico y resina para todos

No hay comentarios :

Publicar un comentario